Día 343. Chiang Mai, tailandia: la caída del Berlusconi asiático (1 de 2)
07-junio-2006
 
 
Cumbianchera sudasiática.
¡Mañana salgo a Laos! Casi no puedo creerlo. Llegué a Chiang Mai hace más de dos meses, sólo por unos días. Es cierto que te atrapa y al principio me quedé por gusto. Pero es una ciudad caprichosa y, cuando vio que me iba, me agarró por las malas y me encerró en el hospital. Hoy, el cirujano se mostró satisfecho con mi recuperación, de la que dice que fue veloz, y me autorizó a marcharme.

Estos dos meses estuvieron llenos de amigos y experiencias. Tengo una bolsa repleta de papelitos con e-mails e invitaciones a visitar aquí y allá. Algo muy interesante que quiero comentar ahora con los bloggers es el extraño proceso político tailandés, que justo hoy alcanzó un momento culminante (me voy en lo mero bueno).

Tailandia tiene un rey como los de España y Gran Bretaña, o sea, una figura decorativa, legalmente sin poder político, y un primer ministro encargado de gobernar, electo por el parlamento. El cargo está en manos de Thaksin Shinawatri, que es la versión asiática del italiano Silvio Berlusconi: es el hombre más rico del país, magnate de las telecomunicaciones, y se adueñó del poder inventándose un partido personal híperpopulista, Thai Rak Thai, es decir, "Los tais aman a los tais". Berlusconi se apropió del grito de guerra de la selección italiana para su partido "Forza Italia". Los dos hombres, el mediterráneo y el sudasiático, abusaron de sus mayorías parlamentarias para modificar las leyes una y otra vez en beneficio de sus negocios y para evitar que la justicia los atrapara por pillos. Y pese a todo, los electores (uno se pregunta por la salud mental de esos votantes) seguían apoyándolos.

Thaksin ganó mayoría absoluta en las elecciones de 2001. Y la revalidó con ganancias en las de 2005. Pero en enero de 2006, cuando llegué a Tailandia, cometió un grave error. La oposición insistió mucho tiempo en que su cargo y sus negocios representaban un conflicto de intereses. De manera que el hombre, con su gran sonrisa (y al mejor estilo berlusconiano), anunció que se sacrificaba por Tailandia y vendía sus acciones en las empresas en conflicto.

El problema fue que las entregó a un consorcio del gobierno de Singapur, a pesar de que la Constitución prohibía que los extranjeros poseyeran más del 25% de compañías del sector de comunicaciones. ¿Para qué tiene uno mayoría parlamentaria, pues, si no para cambiar la ley a su antojo? La limitación fue eliminada. ¿Y por qué tanta buena onda con los de Singapur? ¿Es que no había postores nacionales? Nadie que ofreciera mucho más de lo que realmente valían las acciones del pobrecito Thaksin y su familia, que se embolsaron 1,900 millones de dólares con la operación. ¿Así nomás? ¿Y los impuestos qué? ¿A poco no tuvieron que pagar un dineral? Pues no. El primer ministro aprovechó una laguna en la legislación y no se mochó ni con un baht (la moneda local).

A la gente se le acabó la paciencia y montó un movimiento que pedía la renuncia del desinteresado hombre de los millones. Se armó una alianza "popular" de profesores, estudiantes, sindicatos, profesionistas, trabajadores urbanos y algunos grandes empresarios que hicieron marchas y plantones. Los jóvenes actuaban por primera vez desde 1992, cuando el ejército cometió una matanza entre ellos. Las demostraciones fueron alegres y muy creativas, con obras de teatro y música. Varios medios de comunicación se unieron a la campaña sin ningún pudor.

Lo que tenían enfrente era formidable: Thaksin tuvo en 2005 19 millones de votos, mucho más que nadie en la historia tailandesa, y controla el electorado rural pobre mediante programas de apoyo social. Sus propios medios de comunicación y los del Estado entraron en su apoyo, también sin pudor alguno. A las marchas opositoras siguieron las de sus seguidores. Hubo algunos roces violentos de pocas consecuencias (como presión física directa de trabajadores pro-Thaksin contra periódicos de oposición, a los que obligaron a dejar de circular por varios días). (Continúa mañana.)

Comentarios (7)
Lecturas (481)

 

persona racista que vive de ilusiones, que odia a las mujeres si gananmas o son inteligentes = chilangoleon

 Enviado por = - 07-junio-2006 a las 18:13 
 

Mi estimado Chilangoleón, me caes de maravilla, pero tienes el caracter muy disparejo. Otros te insultan o te hacen enojar y te desquitas con los que te respetamos. Mejor tú en tu casa, yo en la mía y Dios en la de todos ¿va?

 Enviado por Científica - 07-junio-2006 a las 18:08 
 

cienti=mandame=correo= tambien=a=mi

 Enviado por chilangoleon - 07-junio-2006 a las 15:38 Enviar mail al autor
 

Hola Javicho, qué gusto leerte; te respondí a tu correo. Estamos en contacto

 Enviado por Científica - 07-junio-2006 a las 12:20 
 

Témoris, no subestimes el poder de las televisiones para llenar las cabezas de los electores, en Roma y en la Cochinchina. Cuídate la salud, para que no cantes como Atahualpa Yupanqui en la Milonga del peón del campo: a veces me duele el fiero, los hígados y el riñón .Científica, la verdad es que sigo tus opiniones con mucho interés. ¿No tendrás un blog? Saludos desde Madrid.

 Enviado por Javicho - 07-junio-2006 a las 11:50 Enviar mail al autor
 

Muy interesante la información, espero la continuación, por lo pronto puedo decir que tristemente no es extraño ya para un país como el nuestro que los políticos se aprovechen de su poder y dinero para manipular y comprar una elección.

 Enviado por Teresita - 07-junio-2006 a las 11:19 
 

Qué oportuna información Témoris. Había leído sobre el descontento social en Tailandia contra el Primer Ministro, pero no tenía idea de cómo se había originado. Ni hablar, en todo el mundo arde que las cesiones económicas beneficien a los familiares y amigos de los gobernantes. Y creo que es válido que la sociedad haga saber su inconformidad. Felicidades y que tu salud nos siga dando Témoris para rato.

 Enviado por Científica - 07-junio-2006 a las 10:51 
 
 
Acerca del autor
 
Témoris Grecko

En lengua rarámuri (tarahumara), Témoris significa "el que ve caminos". Y él quiere ver si sus padres acertaron.

El 27/abril/05 se lanzó a darle la vuelta al sur del mundo (sur: los países en vías de desarrollo). Inició en Sudáfrica, termina en Venezuela (si llega...).

Lunes, miércoles y viernes publica aquí su diario de viaje. Al final de cada etapa, sube una narración completa y fotos a www.travelblog.org/Bloggers/Temoris.

Martes y jueves, los bloggers abordan temas de actualidad sobre la cerrazón global, coordinados desde Caracas por Domingo Medina,“Mingus”.

 
Escribele  haz click!
 

Los últimos 10 posts
 
¿Elección de Estado?
 
Día 338. Chiang Mai, Tailandia: sexo, dilemas y culturas (3 de 3)
 
Día 338. Chiang Mai, Tailandia: sexo, dilemas y culturas (2 de 3)
 
Día 338. Chiang Mai, Tailandia: sexo, dilemas y culturas (1 de 3)
 
Las estadísticas públicas: otro detalle de nuestras administraciones...
 
El acceso a la información pública en la América Latina
 
Día 333. Chiang Mai, Tailandia: Dos holandeses en celo
 
Día 329. Chian Mai, Tailandia: Diario del hospital. Martes
 
Sobre el narcotráfico
 
Día 327. Chiang Mai, Tailandia: Diario del hospital. Domingo
 

Más weblogs
 
El Anticristo y ...
 
Día 343. Chiang Mai, tailandia: la caída del Berlusconi asiático (1 de 2)
 
Irán – México
 
¿Cómo vio la gente el debate?
 
El calvario de una esposa
 
Carrera pareja
 
Calendario de búsqueda
Leénos en RSS
 
El UNIVERSAL | Directorio | Contáctanos | Código de Ética | Avisos Legales | Mapa de sitio
© 2006 Copyright El Universal Online México, S.A. de C.V.